Los niños en el parque

Fue un sábado de diligencias. Lo último que hice fue visitar a un amigo y llegué algo cansado a la casa de un primo en Los Naranjos, donde me estaba quedando. Tomé una ducha, cené algo ligero y me acosté. Desperté en algún momento de la noche y sentí ganas de ir al baño. Me levanté, fui y volví a la cama pero lo que me saboteó el sueño, fue el ruido que hacían unos niños en el parque del edificio. Se escuchaban risas, gritos y el típico chirrido de columpios, de la rueda y del “subibaja”. Cómo era de esperarse, no me pude dormir. Soy de sueño ligero y hasta las risas de un niño pueden causarme insomnio. Al principio me pareció extraño que hubiese niños jugando en el parque pero era sábado, seguramente venían de alguna fiesta infantil. El ruido que causaban los chamos comenzó a molestarme. Me quité la cobija y dije cuatro palabrotas. ¿A quién carajo se le ocurre poner a unos carajitos en el parque de noche? – me dije indignado. Me senté en la cama y puse la vista en el decodificador de TV. Me impactó ver que eran las 3:28 de la madrugada. – ¿Pero qué carajo? ¿Qué hacen unos carajitos en el parque a esta hora de la madrugada? – me pregunté y honestamente empecé a sentir algo de frío, un frío extraño, inexplicable, de adentro hacia afuera. Lo peor fue que las risas de los niños comenzaron a sonar siniestras, oscuras y ya no jugaban, solo reían y sentí que se reían de mí. Me senté en la cama y prendí el TV. No tuve el valor de pararme a mirar por la ventana. Las risas cesaron casi a las 4 am. Fue a esa hora que tuve el valor de levantarme y mirar.

El parque estaba solo y el silencio intimidaba. No soplaba la más mínima brisa. Los infantes se fueron dejándome con una montaña de dudas y temores desbocados.

Durante la mañana indagué con los vecinos y nadie oyó nada. Al parecer fui el único que escuchó a esos niños que jugaban en el parque durante la madrugada.

Todavía tengo sueños con sus risas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *